Noticias
noticias
Atrás

STV Gestión recibe el premio de Responsabilidad Social Corporativa (RSC)

Juan Alcántara Martínez: “No hay innovación si no hay riesgo, pero el gran riesgo es no innovar”

Pincha aquí para ver la entrevista aparecida en murciaeconomia.com

Una aproximación al escenario poliédrico de la Responsabilidad Social Corporativa nos permite distinguir enfoques muy variados. Las formas en las que se materializa también lo son: autorregulación, filantropía, mecenazgo, patrocinio, marketing social, acción social, postureo y, finalmente, a modo de común denominador, la diplomacia corporativa, la influencia y la representación de intereses. Según Juan Alcantara, , la diplomacia corporativa no es más que una derivada de la diplomacia tradicional, adaptada a los tiempos actuales en los que las grandes corporaciones económicas y financieras se asemejan a los Estados en su estructura, presencia y capacidad de influencia.

 

STV Gestion desde el inicio ha realizado acciones de RSC sin ser conscientes de ello, como por ejemplo todas las innovaciones introducidas en el servicio de Gestion de Residuos a nivel medioambiental. Para Juan Alcántara Martínez -Director STV Gestión-. la RSC implica ir un paso más allá del mero cumplimiento legal, supone un esfuerzo por parte de STV Gestión en los ámbitos Ambiental, Económico y Sociolaboral.

 

Alcántara se siente orgulloso de los hitos superados en el camino recorrido hacia la sostenibilidad: el manual de Prácticas Ambientales, impulsando buenas prácticas en este ámbito, la actualización del sistema de Gestión a las nuevas versiones donde podemos tener una evaluación de Riesgos y Oportunidades del Negocio, la evaluación del impacto que deja la huella de carbono, la implantación del sistema de Gestion ISO 50.001. “También exigimos a nuestros proveedores que cumplan con la RSC.”

 

En STV Gestión darnos cuenta del impacto que nuestras acciones tienen en el entorno donde desarrollamos nuestra actividad, ya no solo a nivel medioambiental sino también sociolaboral y económico. También de los beneficios de nuestras políticas de RSC; la retención del talento en la empresa y la tranquilidad que da hacer las cosas bien.


Lo importante es el viaje y no la meta, afirma Alcántara, que nos desgrana los siguientes pasos a dar en el ámbito de su política  de responsabilidad social:

 

-    Actualizar el Plan de Igualdad STV Gestion
-    Implantar el plan de Acción Social STV Gestion
-    Desarrollar el Código Ético de STV Gestion, y asumir el compromiso de la transparencia a través de una Memoria de Sostenibilidad.

 

Tal y como afirma Juan Alcántara, Involucrar a todas las partes interesadas, porque crear una cultura de RSC es “sencillo” con equipos responsables y motivados, pero abarcar a todas las partes interesadas es un proceso más ambicioso.

 

En su opinión para contagiar la RSC sólo hay un camino: hacer ver que la RSC es algo realizable que conlleva por parte de la empresa que lo acomete un liderazgo, junto con el compromiso de mejora  para la sociedad y el entorno, lo cual se traduce en  beneficios para todas las partes. Y que sean los propios trabajadores quienes la impulsen y transmitan.

 

Juan Alcántara afirma que la RSC constituye una clara ventaja competitiva, porque pone en valor la imagen de STV Gestion, supone un mejor posicionamiento de la empresa en el mercado y un mayor reconocimiento de los propios trabajadores y de los clientes, incluidas las Administraciones Públicas.

 

Solo hay un camino para la sostenibilidad

Alcántara creo que solo hay un camino para avanzar en materia de sostenibilidad; Implicando, vinculando y evaluando a todos los Grupos de Interés que influyen o son influidos por STV Gestion.

 

Es necesario comunicar todas las acciones de Responsabilidad Social Corporativa que realizamos, porque son consecuencia de los valores que estamos trabajando en la organización y son un reflejo de lo que somos. El futuro de la RSC es tan inmediato y tan global que todas las empresas que se aquieten con respecto a estos criterios lo tendrán más difícil para competir. El cliente actual demanda que las empresas proyecten su éxito en la sociedad, afirma Juan Alcántara.

 

Los principales beneficios que se consiguen por promover la cultura de la responsabilidad y el compromiso en todos los que trabajan en una organización son dos: responsabilidad para hacer mejor el trabajo e innovar, compromiso para asumir que la empresa no es sólo de los accionistas sino de todos los que aportan su “capital” (recursos y capacidades) a fin de que la empresa sobreviva en el tiempo. Porque no lo olvidemos, las empresas, igual que las naciones, los estados, las universidades, las iglesias… No existen; lo que existen son las personas que las utilizan como paraguas. El principio rector de las políticas públicas de promoción de la RSC debería ser, al que sobresale, se le premia. Al que no puede, se le apoya. Al que quiere conformarse, que sepa a lo que renuncia. No hay innovación si no hay riesgo, pero el gran riesgo es no innovar, concluye el director de STV Gestión.